24 mar. 2013

BUNYOLS DE VENT (BUÑUELOS DE VIENTO)

Esta receta me la envía mi amigo José  Gdf, que tiene diferentes blogs:  Ni soy Informático, ni soy Músico  y Magia y Tecnología.

Puso la foto en facebook y le pedí la receta, así que me la ha enviado hasta con fotos y con permiso de publicarla.
El manda la foto de la cuchara buñolera y os digo que las hay también dobles, porque yo tengo una.

En su blog reza que ni es informático, ni músico, pero os aseguro que las dos cosas las hace muy bien, que varias veces me ha ayudado en la tecnología y me he servido de varias de sus composiciones para el fondo musical de mis vídeos.
Y además nos descubre que es un buen cocinero.

Y aquí tenéis esos buñuelos, se ven ricos.

Bunyols de Vent (Buñuelos de Viento)

Esto es una receta muy sencilla de buñuelos, con ingredientes que casi seguro tenemos en casa. También existen los de calabaza, pero de esos nunca he hecho, estos son bastante más sencillos. 

Necesitamos para una docena (aproximadamente) los siguientes ingredientes:
  • 1/4 litro de agua.
  • 175 g de harina de repostería (harina de trigo normal también sirve).
  • Aceite (de oliva o de girasol, yo prefiero el primero, pero que no sea muy fuerte).
  • Una pizca de sal.
  • Medio sobre de gaseosa en polvo (*).
  • Azúcar, para espolvorear después.
(*)Me refiero a esos sobres que van uno blanco y uno azul, que son preparados para hacer gaseosa. Para esta receta con medio sobre (de cada color) es suficiente. Creo que es posible usar levadura en su defecto, pero siempre los he hecho con gaseosa, y no sé la cantidad de levadura que haría falta.

Además de los ingredientes, necesitaremos:
  • Un recipiente tipo jarra, con boquilla para facilitar la precipitación de la mezcla (las que vienen con las batidoras pueden servir, tanto las de mano como las que son jarras).
  • Una sartén honda para freír.
  • Una cuchara buñolera
  • Aunque hay gente que los hace a mano, yo no tengo ese arte. La cuchara deberá ser de aluminio, son las mejores para que no se peguen luego los buñuelos mientras los hacemos.
  • Un tenedor normal.
  • Un plato llano.
Cuchara buñolera:

Mezclamos en la jarra el agua con la sal, la harina y el preparado de gaseosa.
 Para mejor homogeneización, se puede utilizar una batidora, aunque yo me apaño normalmente con un tenedor. 

La consistencia de la masa no debe ser ni demasiado espesa ni demasiado líquida, así que si es necesario se pone o se quita más o menos harina para conseguirla. 
Cada harina es un mundo, la cantidad es orientativa. Eso sí, se recomienda poner desde el principio la gaseosa en polvo, o de lo contrario, los primeros tres o cuatro buñuelos se freirán mal.

Mientras hacemos la masa, cosa que nos puede llevar tres o cuatro minutos, ponemos a calentar el aceite. También es más que aconsejable que la cuchara buñolera esté caliente, así que yo lo que hago es meterla en la sartén con el aceite, de manera que se mantenga en pie sola, y así cuando empecemos, ya está todo a la temperatura correcta. Por cierto, el aceite debería cubrir de sobra la cuchara, o tendremos problemas luego.

Una vez la mezcla hecha y el aceite caliente, echamos un poco de mezcla en la cuchara, siguiendo su forma circular. La cuchara, para que no se nos pegue la masa, debería conservar todo el aceite caliente dentro. Se recomienda echar la mezcla justo encima de la sartén, por si se sale algo de líquido. 
Inmediatamente metemos cuchara y mezcla en el aceite. 
En pocos segundos veremos cómo se va hinchando el buñuelo y sale flotando. Si se pega un poco, se despegará con la ayuda del tenedor.

En poco tiempo le daremos la vuelta, y en otro poco lo sacaremos del aceite. El color debería ser dorado, algo tostado, pero con cuidado de no pasarse, es fácil que se quemen. 
Una vez hechos, los pondremos en un plato llano, el mismo plato en el que luego serviremos los buñelos.  

Recomiendo poner un poco de papel de cocina para absorba el exceso de aceite.
Con un poco de práctica, ya podremos ir preparando el siguiente, mientras el anterior o los anteriores se terminan de hacer, pero si es la primera vez que los hacemos, es mejor hacerlos de uno en uno, con cuidado.

Una vez terminados y colocados en el plato, se suelen espolvorear con bastante azúcar (hay quien los unta directamente en ella). 

El compañero ideal para los buñuelos es un buen chocolate caliente.
 


20 comentarios:

  1. Ha sido un placer colaborar en tu blog.

    Me he quedado con la curiosidad de saber cómo es una cuchara doble.

    Otra cosa se me olvidó comentar en la receta. Es la típica que no tienen por qué salir bien a la primera, porque es complicado cogerle el punto a la mezcla y al proceso mismo de freír los buñuelos... O eso, o que soy más bien torpón en la cocina :D

    Que pases un feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las masas, sobre todo a lo fritos, hay que cogerles el punto, pero la cocina es así. No importa si no salen bien a la primera.

      La cuchara doble es igual que la tuya, solo que en vez de tener el rosquito en el centro, tiene uno a cada lado del mango.

      Eliminar
  2. HOLA CHARY, DEBEN SER UNA MARAVILLA, AUNQUE NADA FÁCIL DE HACER, CLARO CON LA CUCHARA ESPECIAL SE DESCOMPLICA LA COSA. TE DEJO UN BESITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, yo los veo facilitos.
      A ver si tengo tiempo de hacerlos y hacer un vídeo con el paso a paso, que viéndolo se simplifica.
      Besos

      Eliminar
  3. Chary, no se porqué, no me aparecen tus entradas en la lista de las entradas nuevas de blogger y también me pasa con otros blogs mas...y no me entero de cuando ponéis algo nuevo!
    Esto no lo entiendo!
    Te pasa a ti?
    Hoy te devolvía la visita y me encontré otra entrada nueva y no estás en las entradas nuevas de los blogs de blogger!
    Que paciencia señor!
    Pero ha merecido la pena, por que están estupendas y menudo rollo te he soltado!
    Un beso chary!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me he fijado, estoy suscrita a bastantes blogs y recibo las entradas por correo, lo que pasa es que no tengo tiempo de ir a todos

      Eliminar
  4. Me he vuelto a poner de seguidora,ya lo estaba antes, pero debió borrarse ...no lo entiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de la informática tiene esas cosas, de vez en cuando falla.

      Eliminar
  5. Me encantan... Y con esa cuchara para hacer la formita tremendo0o ...
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que ricos tienen que estar, y con esa cuchara salen preciosos y todos iguales. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria, si que salen bonitos.
      Besos

      Eliminar
  7. Tienen una pinta estupenda :) :) :) un saludo guapa

    ResponderEliminar
  8. De verdad que sí, que con un chocolate es un manjar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Geles, son estupendos y con chocolate mas, con lo que me gusta...

      Eliminar
  9. Que ricos y sencillitos además lo has explicado de maravilla princesa, felicidades a tu amigo por la receta
    Besotes preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yoli, en realidad la explicación es toda de José, así que lo felicitamos por que el merito es solo suyo.

      Eliminar
  10. Que ricos, los buñuelos, me gustan con chocolate espeso.
    Yo no tengo la cuchara para hacer buñuelos, pero por aquí los hacen con las manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anyol, como dice José, los hacen así, con las manos, pero hay que tener mucha destreza.

      Eliminar

Agradezco tu visita y tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENTRADAS DEL BLOG AL AZAR

Leyendo....